Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

  • ¡Precio rebajado!
Los efectos sociales del ferrocarril interoceánico: Puebla en el porfiriato
  • Los efectos sociales del ferrocarril interoceánico: Puebla en el porfiriato

Los efectos sociales del ferrocarril interoceánico: Puebla en el porfiriato

$130.00
$104.00 20% Ahorre!
IVA incluido Entrega en un plazo de entre 3 y 4 días

[...] Y así llega Puebla al “romántico siglo XIX que es, asimismo, el de las grandes aplicaciones técnicas a partir del vapor y la electricidad. Con el inquebrantable Esteban de Antuñano la Revolución Industrial hacía su entrada en la región poblano-tlaxcalteca. A los obrajes había sucedido el taller y ahora abrirán sus puertas las fábricas. Pero injustamente México es mutilado y desangrado con una inicua invasión norteamericana y una intervención napoleónica; sin embargo, Puebla está a la altura de la hora histórica y aquí las armas nacionales se cubren de gloria…

Cantidad
DISPONIBLE
 

Politica de seguridad

 

Envíos

 

Politica de devolución

[...] Y así llega Puebla al romántico siglo XIX que es, asimismo, el de las grandes aplicaciones técnicas a partir del vapor y la electricidad. Con el inquebrantable Esteban de Antuñano la Revolución Industrial hacía su entrada en la región poblano-tlaxcalteca. A los obrajes había sucedido el taller y ahora abrirán sus puertas las fábricas. Pero injustamente México es mutilado y desangrado con una inicua invasión norteamericana y una intervención napoleónica; sin embargo, Puebla está a la altura de la hora histórica y aquí las armas nacionales se cubren de gloria

Después de esa larga temporada de roturar el campo para hacer trincheras se llegó la hora de volver al campo a tender vías. Sí, era llegada la hora de refrendar los alcances de la Revolución Industrial a través de los caminos de hierro -como entonces se decía-, de los ferrocarriles, de las locomotoras, cuyos grandes penachos de humo eran el más vivo símbolo de progreso. Precisamente, uno de los tres brazos de la filosofía oficial: el progreso por fin.

Y aunque en rigor de verdad el desarrollo de los ferrocarriles en México se inicia en 1833, la buena nueva llega a Puebla 36 años después, cuando el 16 de septiembre de 1869 el Presidente Juárez inaugura el ramal de Apizaco a Puebla, del Ferrocarril Mexicano, con lo que se unía a la capital de la República.

Aquí es donde se inserta la valiosa investigación de Gloria Tirado Villegas, que le sirvió como tesis doctoral en historia.

Desde luego nos hace ver que esa primera inserción ferroviaria no fue lo suficientemente importante como para significar un impacto social en Puebla. Hubo que esperar a la conclusión del Ferrocarril Interoceánico para observar un cambio de trascendencia en el paisaje urbanístico y social de la Angelópolis.

9799689182213

Ficha técnica

Autor
Tirado Villegas, Gloria A.
Editorial
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
ISBN
979-968-918-221-3
Año de edición
2007
No. de páginas
359
Encuadernación
Rústica
Libros relacionados